Added by on 2011-01-08

Esta semana ha sido noticia: La visita de Li Keqiang, viceprimer ministro de China a España.
El viaje, enmarcado en una gira europea del mandatario que también le llevará a Reino Unido y Alemania, se ha saldado con la firma de 16 importantes acuerdos por valor de 5.650 millones de euros y un compromiso de comprar deuda española por valor de 6.000 millones de euros.

Concretamente, Li Keqiang ha firmado un total de doce acuerdos con la élite empresarial española y cuatro en materia institucional.

Entre los acuerdos con la Administración Española destacan dos acuerdos para el establecimiento de un grupo de trabajo bilateral en el sector energético y otro en el campo de las energías renovables.

En relación a los acuerdos empresariales, en el sector bancario, BBVA y el Banco de Desarrollo de China han firmado un acuerdo para fortalecer las relaciones institucionales. En el sector aéreo, Indra se ha alzado con dos contratos de 12 y 13 millones para implementar su tecnología de gestión de tráfico aéreo en dos centros de la red china.

En cuanto al sector energético, la visita de Li se ha saldado con la ratificación de la china Sinopec y Repsol del contrato al que llegaron el pasado mes de octubre, por el cual Sinopec adquirió su participación del 40 % en la filial brasileña de Repsol por 7.100 millones de dólares. Además, la española Ensa ha sellado un contrato de suministro de dos generadores de vapor con el grupo chino Senpec.


Por otra parte, esta semana ha entrado en funcionamiento el oleoducto entre Rusia y China.

Tras dos meses de periodo de prueba, el oleoducto entre Siberia oriental y el noreste de China, diseñado para transportar 15 millones de toneladas de crudo al año, ha comenzado a operar. En sus primeras 24 horas de funcionamiento, ha trasladado cerca de 42.000 toneladas de petróleo.

Además, China ha completado el tercer gasoducto entre Shaanxi y Beijing.
La tercera tubería de gas natural  que cubre un espacio de 896 kilómetros de largo, tendrá capacidad de bombear hasta 15 millones de metros cúbicos de gas natural al año. Las primeras dos tuberías, tienen capacidad para bombear 20 millones de metros cúbicos por año, por lo que el gasoducto en general, ayudará a estabilizar la presión existente derivada del aumento de demanda de gas de la temporada de invierno.

Y ya por último, China ha puesto en marcha nuevas reglas de fijación de precios.
La agencia de planificación económica de China ha presentado una serie de  regulaciones que dotan al Gobierno de más herramientas para controlar las presiones inflacionarias. El objetivo es impedir que haya confrontaciones entre las empresas y las prácticas de fijación de precios monopolistas. Las normas, que entrarán en vigor el primero de febrero, llegan luego de que Beijing indicara que asegurar la estabilidad de precios será una prioridad.

 

Category:

Informativos

Comments are closed.