Added by on 2011-02-16

Barcelona avanza en la implantación del vehículo eléctrico gracias a un acuerdo con la compañía china BYD.

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado un acuerdo de colaboración con la compañía Bergé Automoción, representante en España de la empresa china BYD Auto, una de las principales fabricantes de baterías y vehículos eléctricos del mundo. El convenio implica que Bergé Automoción, cederá temporalmente varias unidades del modelo de su coche híbrido enchufable a la flota de vehículos municipales.

 

Además de la entrega de este modelo de vehículo eléctrico, el convenio contempla acciones conjuntas destinadas a promocionar de forma activa la implantación de los vehículos eléctricos en las áreas urbanas, así como posicionar Barcelona como ciudad emprendedora e innovadora que favorece el desarrollo económico en actividades relacionadas con la movilidad eléctrica.

 

También en el terreno automovilístico, General Motors ha anunciado que seguirá con su expansión en China.

El fabricante estadounidense continuará realizando fuertes inversiones en China, debido a que es el mayor mercado de la compañía. En los próximos dos años, la compañía prevé introducir más de 20 modelos nuevos y mejorados en el mercado chino.

Dan Akerson, presidente y director general de General Motors, ha señalado, que China desempeña un papel significativo en los éxitos logrados por GM el año pasado y por ese motivo, continuará invirtiendo con fuerza en China. Y es que en 2010, General Motors y sus empresas de inversión mixta vendieron un récord de 2,35 millones de vehículos en el mercado de China.

 

En el terreno tributario, las compañías pequeñas de China mantendrán su política favorable.

El Ministerio de Hacienda de China ha señalado que las empresas de tamaño pequeño podrán seguir pagando sólo la mitad del impuesto a la renta, si al año ésta no excede los 4.550 dólares. Las empresas pequeñas deberán contribuir con una tasa tributaria sobre la renta del 20 %, es decir, un 5 % menos que la de otras compañías.

El objetivo de la medida, que entró en vigor el 1 de enero de 2010, es aliviar la carga económica de las empresas pequeñas. La medida se mantiene durante 2011, ya que ha sido autorizada por el Consejo de Estado del país asiático.

 

Y ya por último, China y Taiwán impulsarán sus relaciones comerciales.

Al menos así lo ha vaticinado Xu Mang, director de la oficina económica del Departamento de Asuntos Taiwaneses del Consejo de Estado. Según Xu, las autoridades de China tienen intención de expandir sus relaciones económicas con Taiwán, con el objetivo de intensificar el intercambio y la cooperación comercial bilaterales. Así, Beijing aspira a firmar con Taipei un futuro acuerdo que beneficie a ambas partes y que rebaje las restricciones para que aumente la inversión mutua.

Category:

Informativos

Comments are closed.