Added by on 2011-03-17



Japón vive una carrera contrarreloj para enfriar la central de Fukushima-1

El Gobierno nipón ha establecido un nuevo plan de emergencia. Desde tierra y aire Japón intenta evitar la fusión de los núcleos así como la emisión masiva de plutonio y rebajar los niveles de radiación. Y es que, tras comprobar que los reactores 3 y 4 están perdiendo mucha agua y las barras de combustible están a punto de quedar al descubierto, El Gobierno de Japón ha decidido refrigerarlos mediante agua de mar, rociada desde helicópteros del Ejército.

Las prioridades se localizan en los reactores 3 y 4 ya que sus residuos radiactivos están a punto de quedar al descubierto. De ellos, el  3 es el más peligroso ya que contiene plutonio en lugar de uranio. No obstante, a pesar de que helicópteros de las Fuerzas de Autodefensa de Japón han vertido miles de litros de agua marina sobre el reactor número tres, según ha informado la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), los niveles de radiactividad en la central nuclear de Fukushima-1 apenas han variado. Por su parte, el ministro de Defensa, Toshimi Kitazawa, ha señalado que por el momento se desconoce si las operaciones aéreas han tenido éxito.

 

Por otro lado, Barack Obama, presidente de EEUU ha prometido a Naoto Kan, primer ministro de Japón, toda la ayuda que necesite.

Yukio Edano, jefe del Gabinete de Japón, ha señalado, que en una conversación telefónica de media hora, Obama ha comprometido el envío de nuevos expertos nucleares a la central de Fukushima-1, donde los niveles de radiación se han disparado, por lo que se teme una fusión parcial del núcleo de sus cuatro primeros reactores. No obstante, el Gobierno de Japón ha descartado por el momento hacer caso a los consejos de EEUU y ampliar el área de evacuación en la zona de la central más allá de los 20 kilómetros decretados.

 

Esta crisis nuclear sigue haciendo mella en el terreno económico.

El Nikkei ha cerrado la sesión con un descenso del 1,44 % tras llegar a ceder hasta un 4 % durante la jornada. El Banco de Japón ha inyectado hoy el equivalente en yenes a 45.000 millones de euros en el sistema financiero. Según fuentes especializadas, el Banco de Japón habría usado ese dinero en intervenir en el mercado de divisas para evitar la apreciación del yen. Con esta intervención ya son 4 días consecutivos en los que el BoJ inyecta liquidez en los mercados financieros. En total, el Gobierno japonés ya ha puesto en circulación, desde el lunes, 33 billones de yenes (303.191 millones de euros), para evitar la apreciación de la moneda nipona.


Y ya por último, China ha suspendido el proceso de aprobación de nuevas centrales nucleares para revisar los estándares de seguridad.

El Consejo de Estado de China ha  instado a los departamentos pertinentes a llevar a cabo inspecciones de seguridad y mejorar la gestión de las plantas nucleares que ya están en funcionamiento.

Category:

Informativos

Comments are closed.