Added by on 2011-03-18

Descienden los niveles de radiación en Fukushima.

Parece que los esfuerzos de Japón por evitar una catástrofe nuclear todavía mayor están surtiendo efecto. En las últimas horas, camiones y helicópteros militares han arrojado toneladas de agua sobre la central atómica de Fukushima-1.

El objetivo del vertido hídrico ha sido restablecer el nivel de agua en los tanques de enfriamiento en los que se almacenan las barras de combustible usadas. Por el momento, el vertido en los reactores ha conseguido rebajar los niveles de radiactividad. No obstante, en paralelo, unas columnas de humo blanco siguen emanando de los reactores 2, 3 y 4.

Tepco, la compañía que opera la central, ha confirmado que la radiación, que durante el día de ayer cayó cerca de 20 puntos, ha disminuido en gran medida.  Por su parte, Yukio Edano, portavoz del gabinete de crisis, ha explicado que han llegado 130 bomberos de Tokio a Fukushima para rociar la central desde tierra con cañones de agua, especialmente sobre el reactor 3, el más peligroso al contener plutonio.

 

En el terreno financiero, el Banco de Japón ha añadido hoy otros 3 billones de yenes.

La entidad bancaria japonesa ha anunciado una nueva inyección de dinero a los mercados. La aportación de hoy viernes, consistente en 26.220 millones de euros, se suma a los 444.000 millones de euros que lleva aportado en los últimos cuatro días para evitar el colapso del sistema financiero. El Nikkei, ha reaccionado en positivo a la nueva inyección del Banco de Japón, con un subida del 1,77 %, hasta los 9.120 puntos.

 

En relación al mercado de divisas,

cabe señalar que continúa la apreciación de la moneda nipona, y por ese motivo, los ministros de Economía y los responsables de los bancos centrales de los países del G-7 han coincidido en llevar a cabo una intervención monetaria concertada para frenar el aumento del precio del yen respecto al dólar estadounidense. Por el momento, la medida ha tenido un efecto inmediato ya que el dólar volvió a cambiarse por encima de los 80 yenes esta mañana en Tokio. Así, el yen se ha depreciado más del 20 %, y concretamente el dólar se cambiaba a unos 81,20 yenes.

 

Y ya por último, China garantiza el suministro de sal tras compra masiva por temores nucleares.

El Ministerio de Comercio de China se ha sumado así a otros departamentos gubernamentales para poner fin a la oleada de compras de sal motivada por los temores ante la posible radiación procedente de Fukushima. La empresa China Salt afirmó que cuenta con una “vasta” reserva del condimento para satisfacer las necesidades de la población, e hizo énfasis en que no es necesario comprar grandes cantidades para almacenarlas.

 

Category:

Informativos

Comments are closed.