2012-10-18

Una autobús en China con más de 40 pasajeros estuvo a punto de sufrir un accidente de no ser por la decidida acción de su conductora.

Shen Li, la conductora china, cuando realizaba su ruta habitual en el autobús empezó a sentir un intenso dolor debido a un síndrome de hiperventilación, y optó por tratar de detener el vehículo.

Y así lo hizo, Shen Li pudo detener el autobús antes de perder el conocimiento, tal y como registra una cámara de seguridad a bordo del servicio de transporte.

Tras detener el autobús, la conductora cayó desmayada sobre el volante. Algunos de los pasajeros trataron de auxiliarla hasta que fue trasladada a un hospital.

Compartir en las redes sociales:

Categoría:

En la Red

Etiquetas:

, ,

Comments are closed.