2013-06-17

En Longmen, al sur de China, se encuentra la “fuente de la juventud”, como así lo denominan los habitantes de la localidad, que aseguran que bañarse en sus aguas ayuda a vivir más y mejor. Además, datos oficiales corroboran esta teoría, pues según los mismos esta fuente fría sería la que más propiedades beneficiosas para la salud contiene de todo el país.

Jiuwentangcun es un manantial de 40.000 métros con aguas de temperatura constante de 23 a 25 grados y elementos beneficiosos para la salud, e incluso para la lucha contra el cáncer, como son el selenio y el germanio.

Además, en sus aguas también se puede encontrar un gran banco de “peces médico”, es decir, ese tipo de pez que se comen a mordiscos la piel muerta de los bañistas. Una visitante comenta que al principio “los bocados de los peces incluso duelen un poco, pero que luego cuando uno se acostumbra, resulta hasta cómodo”. Es por esto que son pocos los que se atreven a darse un chapuzón de cuerpo entero y la mayoría de visitantes solo optan por mojarse los pies.

Según afirma una guía turística de esta fuente de la juventud, “los habitantes de la localidad vienen a diario a bañarse y son muy longevos”. “De unos 1.000 residentes, 20 tienen más de 90 años”, asegura.

Esta fuente de la juventud es la tercera que se descubre en China tras la ubicada en la isla de Taiwán y la de Heliongjiang (norte del país).

Compartir en las redes sociales:

Categoría:

En la Red

Etiquetas:

Comments are closed.