2013-04-23

El pasado sábado tuvo lugar un terremoto en Lushan y Huang Xiao, un menor de 10 años, permaneció 6 horas entre los escombros hasta que finalmente fue rescatado con vida, como muestra este vídeo de CCTV.

Huang Zhongmin, el padre del pequeño, no estaba en casa cuando el seísmo tuvo lugar y al volver a su hogar, lo encontró totalmente derrumbado y a su hijo mayor y sobrino arrastrandose fuera de los escombros, pero no había ni rastro de su hijo.

“Empecé a gritar su nombre, hasta que finalmente oímos su contestación”, relata el padre. Huang Zhongmin y otros cien voluntarios estuvieron escarbando durante seis horas hasta poder sacarlo de entre los escombros que el terremoto en Lushan había causado.

“Su cabeza estaba completamente desfigurada, tenía múltiples heridas en su pecho y sus piernas y también fracturas. Todo el dolor que yo sentía por las heridas que yo sufría desapareció al ver a mi hijo, eso sí que fue doloroso”, asegura Huang Zhongmin.

Huang Zhongmin tuvo que llevar en brazos, con la ayuda de otros voluntarios, a su hijo hasta el hospital más cercano, pues el transporte no estaba disponible tras el terremoto en Lushan. Les costó dos horas y  hacer frente a la caída de piedras y a las réplicas del seísmo, hasta llegar al centro médico más cercano.

“Hay muchísima gente a la que le estoy muy agradecido por ayudarme a salvar la vida de mi hijo”, afirma el padre.

Compartir en las redes sociales:

Categoría:

En la Red

Etiquetas:

,

Comments are closed.