2013-04-18

Los cielos de la región de Xinjiang, al noroeste de China, se tiñeron el pasado martes de naranja y amarillo debido a la tormenta de arena que azotaba a la región, como recoge el medio Xinhua. Este hecho metereológico fue resultado de un frente frío que trajo una tormenta de arena de los desiertos de la región hasta las ciudades de las mismas.

La visibilidad en la calle de las ciudades de Xinjiang se redujo a menos de 30 metros, como se puede apreciar en el vídeo. La visibilidad era tan escasa que los conductores tuvieron que encender las luces de emergencia de sus vehículos y los peatones se cubrían la boca y orificios nasales para poder respirar mientras luchaban por caminar entre el fuerte viento.

Según Xinhua, el centro estatal metereológico de China ha avisado de que la tormenta de arena durará hasta hoy jueves y que probablemente esta tormenta resulte en lluvias de intensidad media en el norte de Xinjiang durante los próximos dos días.

Los riesgos de las tormentas de arena son varios: reducción de la visibilidad, por lo que aumenta el riesgo de accidentes de tráfico, causar problemas de salud o acentuar y empeorar ciertos problemas de salud, como los constipados y alergias.

Compartir en las redes sociales:

Categoría:

En la Red

Etiquetas:

,

Comments are closed.